Los taxistas de Gijón urgen renovar su ordenanza: “Es necesario adaptarla a los tiempos que corren”

Los tres presidentes piden precios fijos en algunos trayectos para competir con las coches eléctricos de alquiler y paliar las nuevas restricciones de movilidad

Ofrecer precios fijos para determinados trayectos, flexibilidad para poder competir con otros operarios como “Uber” o los vehículos de movilidad eléctrica de alquiler y modificar aspectos relacionados con la caducidad de las licencias. Esas son las demandas que plantean Sergio Pacho, de Radio Taxi Gijón (los rojos); Ildefonso Llorente, de Radio Taxi Ciudad de Gijón (los amarillos); y Faustino Roque, de Radio Taxi Villa de Jovellanos (los verdes). Una necesidad, la modernizar la ordenanza del taxi, que debe ir de la mano de la nueva regulación regional y nacional. “Es necesario adaptarla a los tiempos que corren”, coinciden.

Los tres presidentes de los taxis en Gijón aúnan cerca de medio siglo de experiencia. Aprovechan un encuentro con LA NUEVA ESPAÑA para analizar otros aspectos importantes para el sector. Contemplan con preocupación la pandemia, sobre todo, por la falta de movilidad ligada al cierre del ocio nocturno –a los bares de copas solo se les permite abrir por el día–. Y los cambios en movilidad que se han producido en los últimos meses, como el cierre del tercer carril del Muro y la limitación de circular a 30 kilómetros por hora en determinadas vías.

Y también la posibilidad de fusionar las tres empresas en una sola de cara a poder ofrecer un mejor servicio. Una posibilidad que, a día de hoy, se antoja lejana. “Más que una unión entre las tres, creo que deberíamos sentarnos para llegar a acuerdos comunes de colaboración”, expresa Sergio Pacho, de Radio Taxi. Eso sí, tiende la mano a su homólogo en Radio Taxi Gijón, Ildefonso Llorente, para una hipotética unión entre rojos y amarillos. “Después haríamos partícipes a Radio Taxi Villa de Jovellanos”, remarca Pacho.

En lo que sí coinciden los tres presidentes es en la necesidad de modernizar la ordenanza del taxi. La norma data de 1989 y fue modificada por última vez en 1998. “Debemos esperar a que se tramite el reglamento autonómico, pero poder establecer precios fijos para determinados trayectos sería bueno para ser competitivos”, analiza Pacho, que asumió hace varias semanas el cargo del fallecido José Álvarez Cotarelo. Postura parecida muestra Faustino Roque, de Radio Taxi Villa de Jovellanos. “Debe ir en la línea de otras ordenanzas progresistas que se han hecho en España y ser lo suficientemente laxa para adaptarse a situaciones que puedan venir en un futuro”, manifiesta. “Sería bueno poder adaptarla para competir con Uber o servicios similares, aunque es un tema que lleva más la Federación del Taxi de Asturias”, anuncia Ildefonso Llorente, de los rojos.

Los cambios en movilidad no le son ajenos. “El ‘cascayu’ repercute en la avenida de La Costa y circular a 30 kilómetros por hora puede derivar en retrasos para el cliente”, asevera Pacho. “Seguramente el Muro no vuelva a reabrirse al tráfico”, postula Roque, quien, como sus compañeros, considera que las últimas modificaciones impulsadas por el gobierno local requieren de “adaptación”. “No es incorrecto bajar el límite de velocidad porque por la calzada van otros muchos vehículos. El cliente se acabará adaptando”, apostilla. “La gente acabará acostumbrarse, pero tendremos que navegar entre la multa y las necesidades del cliente. Sería bueno poder tener acceso a las zonas peatonales a baja velocidad para los clientes más mayores”, concreta Llorente. Una idea que el resto comparten.

Respecto a una posible fusión, los tres entienden que sería necesario que “ninguna parte quedara por encima de la otra” para así poder salvar diferencias logísticas, como la gestión de la flota. Las posturas son interesantes. Lo que es claro es que una unión entre amarillos y rojos es posible. “La intención tiene que ser primero llegar a acuerdos entre las tres. Radio Taxi Ciudad de Gijón nos tiene la mano tendida y luego sería cuestión de hablar con los verdes. No es un disparate”, explica Pacho y asiente Llorente.

De distinta manera lo ve Faustino Roque, de los verdes. “Cualquier taxista te va a decir que adelante, que es bueno, pero el problema está en las directivas. Si se llega a la conclusión de que lo mejor es unirse, las directivas deben mediar a que así se vote”, explica el presidente de Radio Taxi Villa de Jovellanos. “En el fondo nos separan dos o tres cosas. Es una cuestión de filosofía, no de logística”, zanja el líder de la cooperativa más numerosa de la ciudad, con 152 taxis, sobre una cuestión que el sector discutirá en las próximas semanas.

La Nueva España

Últimas noticias

Call Now Button