Luz verde para las 14 licencias nuevas de taxi de movilidad reducida en Málaga

Esta medidas cumplen en parte las exigencias de los asalariados que venían reclamando más vehículos

El Ayuntamiento empieza a poner pie en pared para solucionar la falta de taxis que cubran la demanda de los ciudadanos de Málaga. Desde el consistorio crean 14 nuevas licencias, todas ellas de vehículos adaptados para recoger a personas con movilidad reducida. Se pone un parche de esta manera sobre dos de los problemas que venía acusando la ciudad en lo que a movilidad se refiere: primero, la falta de vehículos adaptados y, segundo, paliar la falta de taxis, que se ven desbordados en cuanto se acerca la temporada alta.

Este aumento de vehículos cumple, en parte, con las reivindicaciones que venían haciendo los taxistas asalariados, que reclamaban hasta 180 licencias nuevas atendiendo a la demanda de los ciudadanos y a la población flotante de la ciudad. El número, aunque es muy lejano del que se reclamaba inicialmente «es un primer paso y esperamos que vengan otros detrás«, asegura Manuel López, representante de los taxistas asalariados.

Esto se debe a que con la implantación de las nuevas 14 licencias va acompañada la promesa de comprobar año a año si es necesario expedir nuevos títulos, por lo que los asalariados esperan que poco a poco la cifra se acerque más a sus reivindicaciones.

Estas nuevas licencias, además, se concederán entre los taxistas asalariados que tengan lleven más tiempo al volante de un vehículo de servicio público en la ciudad. Los vehículos, además serán todos de seis plazas, bien sean con o sin contar con la persona con movilidad reducida.

Para hacer frente a la inversión que supone adaptar los vehículos –hasta de 15.000 euros– el Ayuntamiento está estudiando conceder una subvención del 50 % del montante total de los trabajos, «por lo que los coches nos costarán unos 40.000 euros, no más de 50.000 como sería si no hubiese ayuda», asegura López.

Esta subvención no estará destinada solamente a los nuevos vehículos que pongan sobre las carreteras, sino que se ampliará al conjunto de taxistas autónomos que ya cuenten con licencias, impulsando la renovación de los vehículos accesibles para toda la población. La intención es que en unos años al menos el 50 % de los taxis que rueden sobre las carreteras malagueñas estén adaptados a usuarios con movilidad reducida.

El alcalde ya señaló en verano la necesidad de aumentar el número de licencias de este tipo y que se debería consensuar la solución con taxistas autónomos y asalariados si los primeros «no son capaces de cubrir la demanda». Lo cierto es que, antes de la ampliación, habían pocas más de 70 licencias en la ciudad de este tipo. Esto suponía que muchos usuarios no tuviesen vehículos de ese tipo a su disposición «aunque los reservasen el día antes».

 

malagahoy.es

Últimas noticias

Call Now Button