Se encarece la bajada de bandera en A Coruña

La subida del 2,5 % satisface la petición del sector, atento a la irrupción de Cabify

Tráfico Coruña

Siete días después del desembarco en A Coruña de los coches híbridos de Cabify -la plataforma móvil que ofrece tarifas de transporte privado con conductor a partir de 5,5 euros-, el gobierno local aprobará hoy la primera actualización de precios para los 522 taxis de la ciudad en cuatro años. La subida satisface la demanda inicial de las dos asociaciones profesionales, Teletaxi y Radiotaxi, que acudieron a la reunión de octubre en María Pita con un estudio económico que estimaba en torno al 2,4 % el incremento lineal que habría que aplicar a todas las tarifas para compensar la escalada de los carburantes y los costes de personal.

La revisión al alza de la bajada de bandera supera el 2,5 %tanto en horario diurno, de 6.00 a 22.00 horas, como nocturno. Los viajes que desde el 1 de enero del 2015 partían de un coste mínimo de 3,90 (día) y 4,40 euros (noche), arrancarán en 4 y 4,50 euros, respectivamente. Y durante los primeros 2,4 kilómetros (2,15 en la franja nocturna), o el tiempo equivalente, el taxímetro no se moverá. A partir de ese momento, la máquina sumará un euro (1,20 de noche) por kilómetro recorrido.

«Con esa distancia de casi 2,5 kilómetros nosotros hacemos muchas carreras que no pasan de cuatro euros», afirma Leopoldo Vila, presidente de Radiotaxi, en relación con los nuevos precios públicos del sector y la competencia de Cabify. «Está claro que este tipo de compañías tienen que hacer ofertas de lanzamiento para captar clientes, pero hasta donde sabemos son más caros que nosotros», añade el portavoz de los taxistas, «y menos rápidos, lógicamente, en tiempo no pueden competir con 522 vehículos distribuidos por toda la ciudad», detalla Vila.

Cabify despierta recelos

El sector, sin embargo, permanecerá atento a la actividad de los coches de la plataforma móvil tras haber detectado supuestas irregularidades. «Si cumplen la ley no pasa nada, pero estamos viendo que no llevan la placa de SP [Servicio Público] y que hacen estacionamientos indebidos, por la calle, a la espera de clientes, cuanto tienen que estar en su base», explica el presidente de Radiotaxi.

La propuesta que presumiblemente aprobará esta mañana la junta de gobierno recoge una novedad en el suplemento por ocupación del maletero, que hasta ahora podía encarecer el viaje en 0,75 euros -al margen de que su aplicación fuera desigual- y en el 2019 experimentará una subida relativa de cinco céntimos. Relativa, porque esos 0,80 euros a mayores solo podrán imponerse cuando el usuario viaje con más de una maleta. «Si llevamos a tres personas con tres bultos de equipaje en la parte de atrás el suplemento no se puede cobrar», anota Vila.

La subida de los taxis a partir de enero coincidirá con una bajada de 10 céntimos en el precio del autobús urbano anunciada por el gobierno local que, de salir adelante, dejaría el billete ordinario en 1,20 euros, y el bonificado, en 0,75 (los terceros más caros de las siete ciudades). El anuncio y, sobre todo, la decisión del ayuntamiento de no compensar a la empresa concesionaria, deja la puerta abierta a una más que probable vía de recurso por parte de Tranvías una vez que las nuevas tarifas entren en vigor.

La llegada al centro del transporte metropolitano aumenta un 10 % la cifra de viajeros

La llegada al centro de la ciudad de los buses del área metropolitana ha incrementado un 10 % la cifra de viajeros, que suman más de 500.000 nuevos usuarios y cerca de 1.400 al día. Un año después de la puesta en marcha del plan, 44 líneas con 350 frecuencias diarias han servido a cinco millones de viajeros, de los que más de dos millones tienen su origen o destino en las nuevas paradas de la plaza de Pontevedra o el corredor de Entrejardines. La Xunta estima que entre 700 y 900 vehículos privados han dejado de circular cada día por el centro tras la entrada en vigor del plan de acceso.

Los conductores desembolsan 300.000 euros cada mes por aparcar en la calle

Alrededor de 300.000 euros mensuales recaudó la empresa concesionaria de la ORA en el semestre de abril a septiembre de este año entre los conductores que aparcan en la calle. La junta de gobierno local aprobará esta mañana los ingresos de Setex Aparkisa en ese período -1,7 millones de euros- y el pago a la empresa del canon mensual correspondiente, que suma 217.000 euros. La caja de la ORA ingresó otros 113.000 euros de usuarios que recibieron avisos de denuncia y anularon las multas en los 60 minutos posteriores. La recaudación total decreció mes a mes y pasó de 307.000 euros en abril a 285.000 en septiembre.

La Voz de Galicia

Últimas noticias

Call Now Button