Taxistas de Baleares se concentran ante el Parlament ante la aprobación de la ley para regular el sector

Las asociaciones de taxistas han calificado de «hito» la unanimidad conseguida en el pleno del Parlament, donde PP y VOX han votado a favor de la propuesta del PSOE para mantener los 30 minutos de precontratación de servicios de los VTC

Más de un centenar de taxistas se han concentrado a las puertas del Parlament, con motivo del debate la toma en consideración de una ley para regular el sector del taxi en Baleares, con la que se pretende mantener 30 minutos de precontratación de servicios de VTC.

El portavoz del Grupo Socialista en el Parlament, Iago Negueruela, ha salido a saludarlos previamente a que comenzará el debate de toma en consideración de esta ley para agradecerles haber venido a dar apoyo a esta proposición, que defiende el PSIB-PSOE en la Cámara.

Finalizado el debate y, una vez aprobada la toma en consideración de esta proposición de ley, el socialista ha vuelto a salir a la puertas del Parlament para saludar a los más de 100 taxistas.

Esta vez, el socialista ha estado acompañado de otros portavoces parlamentarios como el del Grupo Popular, Sebastià Sagreras, o el de MÉS per Mallorca, Lluís Apesteguia.

LOS TAXISTAS CELEBRAN LA APROBACIÓN DE ESTA PROPOSICIÓN DE LEY

El presidente de la Agrupación Empresarial de Autotaxis de Baleares, Toni Bauzá, ha valorado positivamente esta proposición de ley para regular el sector porque «clarifica en qué condiciones podrá trabajar un VTC o un taxi». Pues, ha añadido, lo que busca «es que no haya VTC que hagan de taxistas, ni taxistas que hagan de VTC».

Bauzá ha apuntado asimismo a la necesidad de «poner un coto, algún tipo de restricción» a las aplicaciones tecnológicas que «vienen» a Baleares «a trabajar de cualquier manera».

También, la presidenta de la Federación de Taxis de Baleares de la Part Forana, Maria del Carmen Navarro, se ha mostrado «muy contenta» con la aprobación de la toma en consideración de esta iniciativa porque «es un paso para poder empezar a tramitar un proyecto que puede defender el servicio del taxi, de cara al ciudadano, al trabajador y a todas las familias que hay detrás».

Navarro ha incidido en que «el verdadero objetivo» de esta proposición «no es otro que proteger los intereses de las familias que viven en Mallorca y que son pequeñas empresas» tras «haber notado sobre todo en Calvià, Llucmajor y Andratx la presencia de plataformas de VTCs». Aunque ha querido aclarar que «los taxistas siempre han trabajado con VTCs, si se habla de VTCs tradicionales,» porque «estas también reivindican el modelo de transporte de Baleares» frente a las plataformas que «lo que quieren es reventar el mercado».

Finalmente, el presidente de la Asociación de Autónomos del Taxi de Mallorca y de la Federación Independiente del taxi de Baleares, Biel Moragues, ha calificado de «hito» la unanimidad conseguida este martes, en el pleno del Parlament, en la aprobación de la toma en consideración de esta proposición de ley para regular el sector.

Moragues ha lamentado sin embargo que les haya tocado a ellos haber de entrar en un proyecto de ley «un poco acelerado» al entender que «había un retraso excesivo» dada «la premura y los problemas que pueden venir a menos de 60 días vista, con la sentencia del Supremo, que podría liberar, prácticamente de manera absoluta, el mercado, cuando la comunidad ha tenido desde después de las elecciones, al menos, para anticipar algún tipo de normativa urgente que pueda hacer de corta fuegos a esta situación».

En este sentido, y «como no ha habido esta norma tranquilizadora», Moragues ha apuntado que se había generado en el sector «un malestar, una preocupación». Ahora, ha reconocido, la situación está «calmada» porque se entiende como «muy positivo» la toma en consideración de esta proposición pero «con las enmiendas se entrará en la guerra de verdad» porque estas determinarán «hacia dónde irá el sector».

Y es que, si está proposición de ley finalmente no se aprobará y el Supremo fallará la liberación de licencias de VTC, el sector se enfrentaría «a unas 55.000 o 60.000 autorizaciones que la comunidad podría, no solo verse en la posibilidad de tener que darlas, sino de tener que tramitarlas, lo que significaría un caos sin precedentes».

Asimismo, Moragues ha negado que su Asociación «empujará» para que esta proposición se llevará este martes a plenario aunque ha reconocido «haber dado apoyo a que el PSOE, afortunadamente, se hiciera cargo, conociendo, dado que el Gobierno del Estado, es actualmente socialista, cuál es la situación procedimental de las sentencias que pueden venir, el riesgo que esto tiene y que se está jugando con poco tiempo» y, precisamente éste «no es un tema baladí».

Con todo, a partir de ahora lo que solicita es «que se hagan enmiendas a esta proposición, cuanto más coligadas mejor, porque tanto el Govern como la oposición se sentirá mucho más reforzada, si consigue una propuesta lo más unánime posible».

Onda cero

Últimas noticias

Call Now Button