Taxistas malagueños hicieron un paro para solidarizarse con la huelga de Barcelona

Al menos un centenar de coches fueron estacionados en los aledaños del Pabellón Martín Carpena, donde se realizó una pequeña asamblea

paro-taxis-málaga

Aunque de momento la situación de conflictividad en el taxi en Málaga no está llegando a los niveles del año pasado (con una huelga que duró varios días), el sector sigue en plena ebullición a cuenta de las VTC. Durante la jornada de ayer, al menos un centenar de taxistas de la provincia de Málaga realizaron un «paro solidario» con la huelga de taxis de Barcelona. Los taxistas dejaron aparcados sus vehículos en los aledaños del Palacio de Deportes José María Martín Carpena y se reunieron bajo el Estadio Ciudad de Málaga en lo que parecía una pequeña asamblea. Posteriormente en torno a las 13 horas, continuaron su jornada laboral.

Ya el pasado lunes, la Confederación de Taxis de Málaga envió un comunicado en el que mostraban su apoyo a los compañeros de Barcelona en las reivindicaciones para la regulación de las licencias VTC; lo que han llamado «el cumplimiento del 1/30». «Entendemos que los pasos que se están dando por las organizaciones nacionales, de momento, son los correctos para que se consiga la delegación de competencias a las comunidades autonómicas a través de Fomento, para ejercer un mayor control sobre estas empresas disruptivas que tanto daño están haciendo al sector del taxi», añaden en este comunicado.

En cuanto a posibles paros o huelgas en Málaga durante el mes de agosto -tal como ya ocurriera el año pasado- el presidente de AMATA, Miguel Martín, ha sido tajante. «No queremos confundir a nadie. Este paro de hoy es en apoyo a los compañeros de Barcelona. Nosotros no vamos a hacer ninguna huelga en agosto y menos durante la feria. Queremos trabajar y que se cumpla la ley, nada más», afirmó en declaraciones a este periódico.

No en vano, en el comunicado citado anteriormente y que también estaba refrendado por AMATA, la Confederación que el taxi de la Costa del Sol ha estado siempre a la cabeza en movilizaciones contra las pretensiones de la CNMC, «exigiendo a las administraciones soluciones ante el elevado número de autorizaciones que se están otorgando debido al vacío legal a consecuencia de la ley ómnibus», pero rechazaba que ningún particular o asociación «minoritaria» tuviera la potestad de convocar una huelga. «Entendemos que para cualquier tipo de movilización en defensa del taxi debe ser consensuada por el interés general del sector», afirmaban.

Diario Sur

Últimas noticias

Call Now Button