Te contamos cómo reclamar a Stellantis si tu coche es uno de los afectados por los motores PureTech

La compañía ha anunciado una garantía retroactiva de 10 años para los motores defectuosos, PureTech 1.0 y 1.2 fabricados entre 2012 y el pasado mes de junio de 2022

La semana pasada, cuando ya pensábamos en las vacaciones de Semana Santa, Stellantis anunciaba que lanzaba una ampliación en la garantía de sus motores PureTech 1.0 y 1.2 fabricados entre 2012 y el pasado mes de junio de 2022.

En los últimos tiempos se ha descubierto que estos motores tienen un problema de diseño y que, en algunos casos, la correa de distribución puede deteriorarse y romperse de manera prematura, provocando una avería gravísima en el propulsor de varios miles de euros.

El problema es que estos propulsores cuentan con una correa bañada en aceite. Se ha detectado que en los motores afectados (y especialmente en los que realizan trayectos cortos) el aceite queda contaminado por restos de combustible y termina por deshacer la correa de distribución. Esos restos de la correa se filtran en los conductos de lubricación y terminan por saturar el filtro del aceite. Sin la presión adecuada de aceite, el motor se rompe.

En un primer momento, Stellantis anunció que los motores PureTech de primera y segunda generación (con la tercera, a partir de junio de 2022, se instalaron correas reforzadas o cadenas de distribución) estaban cubiertos por completo durante los primeros cinco años de la compra o 100.000 kilómetros. Pasado este tiempo, la garantía cubría los coches de las piezas (no de la mano de obra) entre los cinco y ocho primeros años o entre los 100.000 y 150.000 kilómetros.

Pero el último gran cambio se anunció la semana pasada. Stellantis confirmó que extendía la garantía de manera retroactiva a 10 años desde la compra del coche o 175.000 kilómetros. Esta garantía es aplicable para toda Europa y se tendrá en cuenta tanto el coste de las piezas como de la mano de obra.

Cómo reclamar la garantía de 10 años de los motores PureTech

El anuncio oficial de Stellantis llegó la semana pasada y, como decimos, afectan a todos los coches que entre 2012 y 2022 se produjeron con los motores PureTech 1.0 y 1.2. Entre los coches afectados encontramos superventas como los Peugeot 208 y 308, 2008 y 3008, Citroën C3 y C4, Citroën Berlingo u Opel Crossland X, entre muchos otros. El listado completo lo puedes verificar en este enlace.

Con la extensión de la garantía, el cliente está cubierto en la mano de obra y el coste de las piezas ante cualquier problema que haya podido surgir con el vehículo. Pero, desde la marca, exigen que el mantenimiento se haya llevado a cabo en tiempo y hora.

Esto quiere decir que todas las revisiones y sustituciones de componentes se tienen que haber realizado en el momento que tocaba. Si nuestro coche solo ha acudido a talleres oficiales no hay problema pues Stellantis tendrá un histórico con todo el mantenimiento. Si el mantenimiento se ha realizado fuera de sus instalaciones, será obligatorio demostrar todo con las facturas.

Para poder reclamar la garantía, será necesario contactar con un concesionario oficial, donde se explicarán al cliente los pasos a seguir. Lo que es seguro es que el posible cambio en la correa de distribución tiene que llevarse a cabo en las instalaciones de Stellantis si se demuestra que es necesario actuar de esta manera.

En cuanto a las reparaciones o sustituciones ya pagadas, nos hemos puesto en contacto con las marcas del Grupo Stellantis, quienes nos han confirmado que están trabajando para compensar económicamente a quienes han tenido que hacer un desembolso prematuro por problemas en sus motores PureTech.

De momento, no nos confirman en qué consistirá esta compensación, posibles cuantías que se aplicarán o cómo se llevará a cabo ésta pero sí aseguran que esperan tener una solución en lo que queda del mes de abril para dar una solución a esos clientes que ya tuvieron que desembolsar un dinero antes de tiempo.

En cualquiera de los dos casos, desde las marcas nos remiten a los concesionarios oficiales, con quienes los clientes tendrán que ponerse en contacto y, así, se les irá informando de las medidas que se tomen para la aplicación de la garantía extendida.

Xataka

Últimas noticias

Call Now Button