Uber ha avanzado en sus conversaciones para comprar su rival Free Now, anteriormente MyTaxi

En una fría y húmeda mañana de enero en Berlín, Christoph Weigler, el responsable de Uber en Alemania, exigía una reforma urgente del transporte a los políticos, había decidido llevar consigo un coche llamativo, el DeLorean de los años 80, que se hizo famoso por Regreso al futuro.

La visita con el llamativo vehículo ha sido a la sede del partido CSU (Unión Social Cristiana de Baviera) -que forma coalición, pero solamente tiene representación en Baviera-, y la idea ha sido, que el gobierno tome conciencia del futuro, haciendo un giño a la lucha de Alemania con la innovación.

Desde que llegó a Alemania en 2014, Uber ha pasado más tiempo en los tribunales que en la carretera. Sus ambiciones de monopolio han sido frustradas por el sector del taxi.

Pero la empresa de transporte Uber dice que ‘ha limpiado todos sus problemas’, y ahora Uber está a punto de llegar a un acuerdo de mil millones de euros que acabaría con su mayor competidor y aceleraría su apuesta por la dominación europea.

Según los informes, Uber ha avanzado en sus conversaciones para comprar su rival FreeNow, anteriormente MyTaxi, la empresa de transporte propiedad de los gigantes alemanes BMW y Daimler.

El acuerdo le daría a Uber acceso a los 50 millones de clientes y 750.000 conductores de FreeNow en más de 130 ciudades. A cambio, los fabricantes de automóviles alemanes recuperarían parte de sus pérdidas que, solo en 2019, ascendieron a 750 millones de euros.

Para encontrar un hogar en Alemania, Uber ha lanzado su propio libro de jugadas. Después de años de enfrentarse a obstáculos regulatorios, el gigante del transporte ha cambiado de opinión. Donde una vez prometió «golpear duro a Europa», ahora promete jugar bien. “Fue una gran lección para nuestra empresa en general, que no se puede copiar y pegar fuerte el enfoque desde California a Alemania”, dice Weigler.

Timis

Últimas noticias

Call Now Button